Puedes visualizar aquí nuestras ediciones anteriores

Oswaldo Carpio Villegas, especialista en temas municipales invoca a los nuevos alcaldes a realizar una administración eficiente, a casi seis meses de Gestión Municipal 2023-2026

TRANSPARENCIA Y PRODUCTIVIDAD

La mayoría no está logrando cumplir la ejecución presupuestal asignado por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF)

Cumplidos seis meses de la gestión municipal en todo el país, es necesario realizar un balance. Hemos convocado al reconocido Consultor en temas sociales y políticos Oswaldo Carpio Villegas para hacer una evaluación sobre la gestión de las autoridades municipales. A continuación revelamos la entrevista.

 

¿Cuál es su evaluación de los seis meses de la gestión municipal en el país?

El balance no es positivo. Hay una minoría de buenos alcaldes y una mayoría de regulares, malos y pésimos. La tendencia es cada vez menor calidad. La feudalización se ha acentuado con una agenda de cortísimo plazo. No hay Planes Estratégicos concertados con las regiones y provincias. Hay un fuerte empirismo, “ratoneo” e inmediatismo vociferante, unido a una incapacidad e inacción absoluta.

¿Tan mal están las gestiones?

Si. Es imperativo cambiar la prohibición constitucional de la reelección de los alcaldes. Hay alcaldes que no han sido siquiera regidores ni funcionarios y no tienen la más remota idea de qué hacer. En algunas alcaldías en seis meses han cambiado hasta cuatro gerentes municipales. Se han quedado en el discurso como si estuvieran en campaña electoral. No saben ni el abc.

¿Cuál es la causa de todo esto?

La improvisación, la corrupción, la demagogia, ausencia de verdaderos partidos que formen cuadros y de Planes de Gobierno Estratégicos.

¿Pero esto es un asunto nacional?

La crisis política e institucional es nacional. De otro lado, el Perú está en un momento de estancamiento económico, desempleo, subempleo, aumento de la pobreza y violencia política destructiva. En esa situación algunos alcaldes decidieron cerrar empresas. Están en otro mundo.

¿Se están cumpliendo las metas fijadas por el MEF?

El MEF ha informado que son muy pocas las gestiones municipales que cumplen las metas. Se deben consolidar los equipos gerenciales, gastar bien e invertir estratégicamente. Las municipalidades forman parte del Estado. Las alcaldías no son feudos o curacazgos.

¿Qué hacer?

El alcalde no es un simple administrador. Es un estadista de la ciudad que debe liderar el desarrollo integral. Si no tiene un Plan de Gobierno, está a tiempo de elaborarlo con expertos. Hay 42 meses de gobierno por delante. Pueden aprender aceptando que no conocen. Gobernar es la tarea más compleja del mundo.

¿El siguiente paso?

Hacer muy bien lo básico. Es inverosímil que asuntos como la limpieza, el mantenimiento de parques y jardines, el ornato y el ordenamiento del espacio urbano sigan siendo asuntos no resueltos. Y, el siguiente, es actuar con una visión integral de país, del Estado y de la localidad. Actuar en lo local con una visión nacional. El alcalde es un gobernante democrático. Ni curaca ni dictador.

¿Entonces?

El alcalde ha de tener una visión de estadista para el desarrollo integral. El 80% de los peruanos vive en ciudades. Se requiere resolver el problema del transporte, el tránsito y la vialidad. El país demanda luchar contra la pobreza, la desnutrición y la anemia, hoy contra el dengue; reactivar la economía, el empleo, promover el turismo y apoyar a los emprendedores; planear y planificar el desarrollo urbano del siglo XXI; apoyar a la familia, a la salud y la educación; preservar y mejorar el medio ambiente; promover el desarrollo cultural y artístico; la productividad y la competitividad empezando por las propias municipalidades que deben transformar la gobernanza con la revolución digital. Asimismo, fortalecer los espacios de participación ciudadana y las acciones para el saneamiento integral e infraestructura básica. Los trámites burocráticos son un ardid favorable a la corrupción. La gobernanza digital acaba con el burocratismo. Construir municipalidades y ciudades inteligentes. La mayoría de alcaldes siguen en el siglo pasado.  ¡A cambiar de disco duro! Si no hay cambios, abundarán las vacancias y las revocatorias.

¿Qué hacer en la seguridad ciudadana?

La Constitución es tajante: la seguridad ciudadana es responsabilidad del Gobierno Nacional, el Ministerio del Interior y la Policía Nacional del Perú (PNP). No de los alcaldes. Sucesivos gobiernos nacionales han soplado la pluma a los alcaldes que cayeron redondos, evadiendo su responsabilidad de modernizar y fortalecer la PNP. El alcalde apoya a la PNP, no la sustituye ni está a su altura constitucional y legal. Se sacrifica la vida de los serenos, enfrentándolos a organizaciones criminales cada vez más organizadas, armadas, avezadas, violentas y crueles. Es imperativo detener la irracional idea de armar a los serenos sin la debida preparación académica, técnica, psicológica, física y sin respaldo económico, seguro de vida y de salud. Las municipalidades con el Serenazgo apoyan a la PNP. El Sereno – Robocop es un invento demagógico inútil y ridículo. La PNP es responsable de la Seguridad Ciudadana y debe contar con mayor número de efectivos, equipamiento y capacidad logística.

 

Copyright © Plus Comunicación Integral EIRL - EMPRESA EDITORA DE "POLEMICA MUNICIPAL - Todos los Derechos Reservados 2022

¿Necesitas información?